Los ángeles guardianes de Securitas Direct

“Siete horas de sueño. Es el tiempo que recomienda la Sociedad de Investigación del Sueño para el buen funcionamiento del organismo. Un tiempo inalcanzable para muchos héroes sin capa que trabajan mientras los demás duermen. Un colectivo que muchos ciudadanos ven como ángeles de la guarda”

Así comienza el reportaje que el diario Merca2 ha hecho destacando cómo hay profesiones tan importantes como la que ejercen nuestros compañeros de la Central Receptora de Alarmas, quienes velan por la seguridad de nuestros clientes 24 horas, 7 días a la semana.
Personas que dedican su tiempo de descanso a los demás. Héreos sin capa. Nuestros ángeles de la guardia.

“Ser especialista en la Central Receptora de Alarmas (CRA) es aportar tranquilidad, seguridad y confianza al cliente. Él ha puesto en nuestras manos su seguridad y la de sus bienes. Lo menos que podemos hacer es demostrar una profesionalidad que le transmita dicha tranquilidad y confianza”, señala Aranzazu, de Securitas Direct.

Lo que está claro es que trabajar cuando otros duermen requiere organización y planificación: “Tenemos la certeza de un horario exacto, sin sorpresa, y eso lo hace todo más fácil”, añade Aranzazu.

Por su parte, Yadira pone de relieve la especialización que requiere un trabajo tan importante como el suyo: “Ser especialista en la CRA consiste en ser capaz de detectar cuando la instalación de un cliente se encuentra en peligro, ya sea por señales evidentes de intrusión, o por una sola señal que a priori no se ve clara. La experiencia nos da el tener los sentidos más desarrollados y la rapidez con la que tratamos cada alarma”.

Y así lo explica también Rodrigo: “Mi trabajo consiste en gestionar las señales que derivan de las instalaciones de cliente, con toda la variedad y complejidad que supone, y abarcando un abanico bien amplio de opciones. Aplicamos los protocolos correctos en función de cada caso y damos el mejor servicio al cliente”, añade.

Lo curioso del caso es que su valiosa función pasa casi desapercibida, hasta que algo ocurre. Así que ya es hora de poner en valor el enorme trabajo de estos grandes profesionales.

También te puede interesar