Securitas Direct. Nuestro equipo ama a la Fundación Theodora

Son varias las ocasiones en las que Securitas Direct ha colaborado con la Fundación Theodora. Una de ellas fue en 2017. Entonces, donamos 10.000 euros a la Fundación tras el éxito de la iniciativa Smiling Tour, gracias a la cual, los Doctores Sonrisas se encargaron de llevar la felicidad y optimismo a cerca de 750 niños hospitalizados en los 21 centros hospitalarios con los que colabora la Fundación. Entre personal médico y familiares, casi 2.000 personas disfrutaron de su presencia.

La misión de la Fundación Theodora consiste en hacer lo más agradable posible la estancia de los niños y sus familiares en el hospital. Esto les permite canalizar la tensión emocional que se vive durante el período en el que se encuentran hospitalizados. Los Doctores Sonrisa visitan de manera individualizada a los pacientes en sus habitaciones creando espacios de ilusión y contribuyendo a una recuperación más rápida. Estos ‘portadores de sonrisas’ también acompañan a los pequeños y a sus familiares antes y después de una intervención quirúrgica. Con ello ayudan a reducir el estrés físico y emocional que se produce en esos momentos tan tensos.

Al acto de entrega que tuvo lugar en nuestra sede de Madrid asistieron los directivos de Securitas Direct por un lado y de la Fundación Theodora por otro, pero además, los empleados de Securitas también tuvieron la oportunidad de asistir y no dudaron en ponerse su nariz  solidaria para inmortalizar el momento.

En 2018, una vez más, y esta vez de la mano de sus propios clientes Securitas Direct ha hecho una donación de 21.893,65 euros a la Fundación Theodora. 16.893,65 correspondían a una campaña de marketing que pusimos en marcha con motivo de la Lotería de Navidad, mientras que los 5.000 restantes fueron donación directa de Securitas Direct.

A diferencia del 2017, esta vez la iniciativa comenzó de manera diferente. Decidimos premiar la fidelidad de nuestras más de 950.000 clientes repartiendo participaciones de los 250 décimos de Lotería de Navidad que la compañía había adquirido a todos aquellos que mandaran una fotografía de su placa disuasoria. Recibimos nada más y nada menos que 21.000 fotografías. La sorpresa es que el número elegido fue premiado en la pedrea, por tanto, se propuso a todos los participantes la posibilidad de recibir una transferencia con el premio o de donarlo a la Fundación Theodora. La respuesta que recibimos fue abrumadora y conseguimos recaudar un total de 16.893,65 euros. La diferencia hasta los 21.893,65 euros de la donación fueron aportación de Securitas Direct.

En esta ocasión, el dinero va a ir destinado a financiar durante todo un año el programa “Capaces de sonreír” en el Centro de Educación Especial en Madrid de la Fundación Bobath, que en España está en marcha desde 2016. El objetivo básico de esta iniciativa es promover la visita de artistas (magos, payasos, actores, cuentacuentos, etc) a niños con discapacidad funcional; en este caso concreto con parálisis cerebral. Esta experiencia que viven los niños con estos artistas, les ayuda al proceso de desarrollo sensorial de los niños a través de un entorno favorable como puede ser el humor, la risa y la sorpresa en la figura del artista.

Mediante nuestras aportaciones y las de nuestros clientes, haremos todo lo posible por ayudar a la humanización hospitalaria de los niños a través de los Doctores Sonrisa o de los artistas que trabajan con los niños afectados por discapacidad funcional en la Fundación Bobath.

Sea de una manera o de otra, para Securitas Direct es un orgullo poner en marcha iniciativas, junto con fundaciones con proyectos con tanto alcance como la Fundación Theodora. Especialmente en aquellas en las que los más pequeños son los beneficiados. Si a esto le añadimos el orgullo que sienten nuestros empleados y clientes, la satisfacción es aun mayor.

Securitas Direct es una empresa de personas que cuidan de personas; protegemos sus familias y pequeños negocios cada día, por tanto, ver cómo ayudamos al cuidado de personas que tanto lo necesitan, es increíble. Pero además, ver cómo nuestros propios clientes muestran esa voluntad de ayudar a otros también, nos hace ver que todo el esfuerzo que hacemos día a día por intentar ser mejores para así poder ofrecerles el mejor servicio, merece la pena.

También te puede interesar