Securitas Direct: la Seguridad para salvar vidas

Detrás de cada salto de alarma que se produce en una dispositivo de Securitas Direct hay una historia. Una situación que tiene dos protagonistas, una el cliente y otra la persona que se encuentra al otro lado de la Central Receptora de Alarmas. Una historia que muchas veces es tan importante que salva vidas y en la que siempre se busca un final lo más rápido y positivo posible.

Cada día Securitas Direct recibe en su CRA, la más grande de Europa, una media de 4.000 saltos de alarmas, de los que 100 aproximadamente son reales. Si lo medimos a lo largo de los 30 años que Securitas Direct lleva en España son muchas los saltos que se han producido y muchas las historias que nos han sobrecogido ya que han sido para algo más que para alertar de un robo, han servido para salvar vidas.

Un ejemplo de la importante de un buen trabajo en la Central Receptora es la historia de Victor, un cliente de Torrevieja que cuenta con una Alarma Verisure desde 2014 y que gracias al trabajo desde la Central Receptora de Alarmas puede ahora contar su experiencia. Victor sufrió un infarto en su casa del que avisto a la central receptora y que recibió Elena, gestora de la CRA. La rápida actuación desde la Central Rectora hizo que la ambulancia llegara a tiempo de poder tratar a Victor del infarto y, como no que pueda contar sus experiencia.

Cuando le preguntas a Victor sobre lo que recuerda de ese momento, lo que más le llamó la atención, no fue la rapidez en el tiempo de reacción. Lo que más recuerda Victor es la atención que recibió de Elena, su empatía, su preocupación, su esfuerzo por que todo se solucionara lo antes posible y de la mejor manera. Una preocupación que la sintió real.

Y es que en Securitas Direct, como dice Elenea, se trabaja con el corazón, ya que en muchos casos la vida de una persona esta en manos de la persona que está al otro lado de la alarma. De un trabajo rápido, en la verificación y aviso, depende que la cadena continúe o se rompa.

En el caso de Victor la historia termino mejor que bien. Fruto de esta incidencia, Elena recibía la Estrella al mérito de Securitas Direct un reconocimiento que no es más que un agradecimiento por el trabajo bien hecho.

Está claro que esta es solo una historia, la de Victor, pero no es la única. Día a día, casi cada minuto, en Securitas Direct se recibe un alerta, un avisto en el que puede que una persona necesite nuestra ayuda. Estar allí para solucionarlo, ayudar y apoyar a la persona que en ese momento esté en apuros es la preocupación principal que día a día tienen las personas que forman parte de la Central Receptora de Alarmas. Un equipo que está orgulloso de lo que hace.

También te puede interesar